• Emilio Escultor
  • pintura
    pintura
    Regreso a itaca

Emilio Escultor - Obra escultórica

Crear es tan difícil como ser libre. _Elsa Triolet

Emilio Sánchez García, nacido en Gil García (Avila) en 1948. Técnico Superior en Artes Aplicadas a la Escultura, realizando sus estudios en la Escuela de Artes y Oficios de Ávila, Modelado en Madrid y dos años de Restauración.

"EL ARTE NECESITA O MISERIA O PASIÓN. ES UNA FLOR DE ROCA NECESITA DEL VIENTO Y DEL TERRENO DURO" Alejandro Dumas

Los prolegómenos de la inspiración

Vuela mi imaginación en mares de transparentes y opacas caricias reflejadas en las vetas de la madera, en los destellos del aluminio al Sol, en la profundidad del cristal, en la dureza del alma de hierro, en la fortaleza de mis bocetos de papel, la etérea mirada hacia el horizonte soleado, ansioso de ideas de creación.

Mil y una noches de sinsentidos, cientos de sueños despierto en mi inconsciente escondían las abstractas formas que transformadas atraviesan los sentidos como el cielo un rayo en una noche de oscura tormenta.
La razón de su existencia, la ensenada de mi sueño, una apacible y tranquila luna llena de sensaciones calladas, un lugar en el que los lobos y los locos cantan su melodñia estridente, lugares donde las lágrimas quedan guardadas, estanques llenos de ideas maravillosas aun por encontrar…
Cielos color verdejo, ríos de borgoña de casi incandescente luz, océanos de notas de música vibrante…
Naturaleza viva que hace vibrar los sonidos, brisas que bailan entre las hojas de los álamos caídos al ritmo con que el corazón late al son de melodías bravas de pasión.
Vuela mi imaginación de mi mente a mis ojos…a mis manos, constructoras de ilusiones en mi camino.
La quintaesencia del recorrido hacia la inspiración del escultor.

"EL ARTE ES EL PLACER DE UN ESPIRITU QUE PENETRA EN LA NATURALEZA Y DESCUBRE QUE TAMBIÉN ÉSTA TIENE ALMA" Auguste Rodin

El proceso creativo

Cada pieza, única en su naturaleza, especial y extraordinaria en su significado ha sido protegida por un proceso largo y cuidadoso, intenso e irrepetible. Dejo que mis sentidos me lleven a su antojo y me guío por aquello que siento, exactamente por aquello que quisiera o, necesite expresar.
No puedo decir que es lo próximo que vaya a realizar, ya que mis manos actúan más rápido que mi mente, sorprendiéndola con cambios de última hora, aumentando la intensidad de su expresión y avivando la curiosidad personal por verla finalizada.
Pinturas que dan miles de vueltas en mi cabeza, cambiando, trasformándose, tomando formas inverosímiles y esculturas que llevo grabadas a fuego, todas ellas dentro de mi ser, todas ellas con una parte de mi.
La intimidad entre obra y la persona; la química inexplicable que hace que me sienta tan unido a ella…Ella, siempre maestra que sacia las ansias de aprendizaje, que desde pequeño atormentaban mi ser en el taller de mi padre. Ella, la que me hacía revelar sin miedo mis pasiones, me sigue acompañando incluso cuando salgo de la dimensión a la que me transporta cuando la trato.